La teniente de alcalde de Turismo insiste en que en la reunión únicamente se plantearon cuestiones jurídicas aunque se estudió una propuesta económica.

FUENTE: GEMA N. JIMÉNEZ. EL DÍA DE CÓRDOBA.

La teniente de alcalde de Presidencia, Rosa Candelario, quiso dejar claro ayer que el Ayuntamiento descarta la posibilidad del cobro de un euro a los turistas que quieran visitar los patios si finalmente se hace realidad la creación de la fundación, que permitiría la apertura de los recintos durante todo el año. Candelario hizo estas declaraciones tan solo 24 horas después de la celebración de la segunda reunión de trabajo para poner en marcha este proyecto, en la que los asistentes pusieron sobre la mesa tanto los trámites legales y jurídicos como las posibles vías de financiación del organismo. La teniente de alcalde, que no asistió a la reunión, insistió en que en ningún momento se plantearon las alternativas para hacer frente a los 30.000 euros de aportación inicial mínima para la puesta en marcha de la fundación y los 170.000 euros para su mantenimiento.

En representación del Consistorio asistieron el coordinador general de Presidencia, Manuel Pérez; el gerente del Consorcio de Turismo, Federico Rodríguez; y un técnico de Presidencia, Joaquín Zurita. Asimismo, también estuvieron presentes el gerente de Hostecor, Antonio Álvarez, y el presidente de la Asociación de las Agencias de Viajes, Antonio Caños. Por parte de los propietarios de los recintos, acudió el secretario de la Asociación Claveles y Gitanillas, Rafael Barón, y el presidente de la Asociación Amigos de los Patios, Miguel Ángel Roldán, quien volvió ayer a reiterar que en el momento de ruegos y preguntas se puso sobre la mesa la propuesta de la venta de entradas para entrar a los recintos a lo largo del año con un precio simbólico de un euro. "El objetivo es encontrar una fórmula para hacer viable el mantenimiento de la fundación; entre ellas en la reunión se barajó el cobro de una entrada, así como otras alternativas como, por ejemplo, la venta de pulseras con un logotipo identificativo de los patios". Y es que, según Roldán, el pago "haría que los visitantes apreciaran más la arquitectura de los patios, única en el mundo". Además, insistió en que sería una medida de control para evitar las masificación de turistas, que se ha vuelto una constante durante el concurso en el mes de mayo. En cuanto al calendario de apertura, apuntó que a través de la fundación se posibilitaría las visitas desde finales de marzo hasta mediados de junio, así como durante la segunda floración, que va desde octubre hasta el mes de diciembre.

No obstante, no será hasta mañana cuando se decida la viabilidad del ansiado proyecto, planteado desde 2007. La principal traba se centra en la financiación, ya que el sector privado insiste en que en estos momentos carece de los recursos económicos necesarios para hacer frente a una inversión tan importante. El gerente de Hostecor, Antonio Álvarez, aseguró que los hosteleros han mostrado su apuesta por ayudar a los propietarios durante el concurso, pero insistió en que "no podemos asumir el pago de unas cantidades desorbitadas para nosotros en estos momentos".

Idiomas