Hostecor denuncia la «competencia desleal» de los patios que dan alojamiento

B. L. / J. P.

ABC CÓRDOBA. El segundo día del Festival de Patios tuvo otros nubarrones, además de los meteorológicos. Ayer, se conoció que Hostecor (la asociación de hosteleros) ha presentado una queja ante la Delegación de Turismo de la Junta mostrando su «malestar» con que el colectivo Claveles y Gitanillas ofrezca alojamiento desde este año (del 12 de abril al 14 de junio) en tres de sus patios asociados -previo pago- y dé la posibilidad de alquilar cinco para acoger cáterin. Cree que incurren en «competencia desleal». En la misma jornada, el PP anunció que pedirá ayuda a la Administración regional para que estos espacios emblemáticos se declaren Patrimonio Intangible de la Humanidad.

Dos frente polémicos distintos sobre un mismo elemento. En el primero, el vicepresidente de Hoteles de Hostecor, José Ruiz, señaló que a mediados del pasado mes esta asociación remitió una carta a la Delegación de Turismo, la competente en esta materia, para que «regule estos establecimientos» en los patios, «caso de que fueran viables».

Confesó que hay un «malestar muy grande» en el sector, «sobre todo» en los pequeños negocios, que estima que los patios incurren en «competencia desleal». Hostecor no pide que se cierren los alojamientos en estos emblemáticos recintos, sino que «se regulen con el mismo baremo que el resto de establecimientos hoteleros que deben hacer inversiones fuertes para adecuar sus locales a las necesidades que fija la ley». Además, apuntó que la legislación señala que quienes se dediquen a prestar servicios turísticos remunerados deben tener «todas las licencias públicas».

Argumentó que no puede ser que haya «tropecientos» negocios pequeños que «pasan por todas las inspecciones y, luego, se puedan ofrecer otro tipo de alojamientos extrahoteleros, que no están regulados por ningún sitio». «Si no están regulados, entenderíamos como establecimientos clandestinos estas actuaciones y no tiene sentido ofrecer ni alojamiento ni cáterin», sentenció. A Ruiz no le constaba que hubiera respuesta de la Junta.

La presidenta de Claveles y Gitanillas (colectivo de dueños de patios), Leonor Camorra, evidenció su malestar con Hostecor: «No les podemos hacer competencia. Esto es dos meses y son cinco o seis habitaciones». Señaló que la queja «no se debía haber dado», ya que su interés fue hacer una iniciativa por el «bien de Córdoba». «¡Qué espabile Hostecor! ¿O nosotros no les aportamos turismo? Luego, nos quejamos de que los turistas no pernoctan. Para eso, necesitamos cosas», dijo. En su caso, ella tenía en su patio una habitación de alojamiento y la ha retirado: «No quiero líos». Con esta baja, se quedan en dos los recintos donde se puede dormir.

Por otro lado, el PP se «mojó» ayer literalmente. Sus representantes anunciaron en un patio que presentarán una proposición no de ley en la comisión de Cultura del Parlamento para que la Junta promueva con el Consistorio que el Gobierno central acepte la candidatura de estos históricos recintos de Córdoba y la presente para aspirar a ser incluidos en la lista de la Unesco de elementos que son Patrimonio Intangible de la Humanidad.

Inversiones

La parlamentaria popular por Córdoba y presidenta de la citada comisión de Cultura, María Jesús Botella, señaló que dan este paso ante «la falta de gestión» del Ayuntamiento. Recordó que en 2003 la alcaldesa, Rosa Aguilar, se «comprometió» a que los patios tuvieran esta distinción, pero lo que han recibido es un «engaño».

Y avisó de que se debe trabajar de «forma rápida y eficaz» en la candidatura, pues el plazo para presentarla expira en agosto de 2008. Luego, la Unesco decidirá en 2009 qué propuestas logran la declaración. Desveló que, si no se llega a tiempo, habría que esperar a 2010 para aspirar a la designación, que, de producirse, sería en 2011.

A su juicio, si todas las Administraciones colaboran y «si el Consistorio ha hecho sus tareas o es capaz de terminarlas de aquí a agosto», se podrá presentar la candidatura.

Eso sí, solicitó a Aguilar «transparencia» para que aclare qué trabajo ha hecho la comisión técnica para solicitar que los patios sean Patrimonio Intangible, a la que el Consistorio dio luz verde en febrero de 2007. De ella, apuntó, «hasta ahora no se ha sabido nada».

Entrar en ese selecto club de la Unesco -explicó- es «muy importante», no sólo como promoción turística, sino también debido a que este tipo de bienes «recibirán medidas de protección e inversiones».

Idiomas