Asociaciones y hosteleros dicen que la opción no pasaba de ser una posibilidad.

FUENTE: A. R. V. / L. M. 26/06/2010 ABC CÓRDOBA

El alcalde de la ciudad, Andrés Ocaña, zanjó ayer de forma categórica el debate sobre el cobro de entrada a los visitantes de los Patios cordobeses, después de que el portavoz socialista se descolgara mostrándose a favor de estudiar esta medida. «El Ayuntamiento no se ha planteado nunca ni está estudiando esa solución», afirmó tajante.

El regidor indicó que esa propuesta nunca ha estado sobre la mesa y sólo salió a relucir, en el apartado de ruegos y preguntas, por parte de uno de los representantes de las asociaciones de propietarios en una reunión entre la concejala de Presidencia para constituir la fundación que difundirá estos recintos. Ocaña se mostró contrario a esta medida por dos razones: «No ayuda en lo económico y resta el carácter popular que siempre han tenido los Patios».

El alcalde sí apoyó, en cambio, la creación de la fundación para promocionar y organizar las visitas. Hay que recordar que el Consistorio anunció la creación de este foro en marzo de 2007, días después de la aprobación por unanimidad en el Pleno de una moción para constituir una comisión técnica encaminada a solicitar a la Unesco la declaración patrimonial. Esta comisión sí está en marcha, pero la de los Patios no se pondrá en funcionamiento hasta el mes de julio, según se acordó el pasado jueves por una reunión de los colectivos que la compondrán.

Para fortalecer

En este sentido, Ocaña aseguró que «se está trabajando para fortalecer la fiesta» y calificó de «estrambótica» la tasa propuesta. El pasado jueves, en cambio, el portavoz socialista, Rafael Blanco, estimó que podría servir para ordenar las visitas. La patronal de la hostelería y las asociaciones que agrupan a los propietarios de los patios cordobeses también coincidieron en que el cobrar por el acceso «es una posiblidad», como otras que se han barajado, pero ni mucho menos se está estudiando ni tampoco se ha hablado de cuantía.

Es más, si se lleva a cabo sería más fácil hacerlo si los patios se abriesen fuera de temporada, es decir, en meses que no fueran el Mayo festivo.

El secretario de la asociación Claveles y Gitanillas, Rafael Barón, aseguró que la opción «no se ha planteado» más que como una opción que en ningún momento se ha puesto por delante de las demás. Todo, dijo, forma parte de las ideas para intentar mejorar la fiesta y apoyar a los propietarios que se está llevando a cabo en la preparación de la Fundación. Rafael Barón cree además que el cobro de estas entradas sería difícil de llevar a cabo. «No se puede estar abriendo el patio, vigilando que no suceda nada, atendiendo a la gente y además pendiente de cobrar», afirmó, con lo que la única solución sería que el Consistorio se hiciese cargo de esta gestión.

Distintas posibilidades

No difiere mucho la opinión del presidente de la asociación de Amigos de los Patios, Miguel Ángel Roldán, quien coincidió en que la posibilidad de que el acceso a estos recintos se tenga que hacer a cambio de una compensación económica no ha pasado una más de las ideas que se estudian para conseguir mejorar la fiesta y ayudar a quienes la hacen posible. «Hubo quien dijo que no estaba bien que fuera todo gratis, porque parece que no se da valor a aquello que no cuesta nada, pero por el momento sólo es una posibilidad», afirmó Roldán.

El vicepresidente de Hostecor, Alberto Rosales, fue algo más allá y afirmó que la opción de cobrar por la entrada «se había dejado de contemplar» en la reunión preparatoria que se celebró el pasado jueves. «Se puede hablar de muchas cosas», afirmó, para coincidir con los demás en que ni siquiera hay un proyecto serio que haga pensar que la idea de que los patios dejen de ser de entrada gratuita, sea en el mes de mayo o fuera de él, vaya a ser realidad a corto o medio plazo.

Para Alberto Rosales, lo fundamental ahora es la constitución de la Fundación que tiene que cuidar de la fiesta y en la que además de la hostelería estarán presentes las asociaciones de propietarios y las instituciones públicas. En el último encuentro, recordó, se estuvieron perfilando los aspectos técnicos y jurídicos que deberán conducir a la constitución de la Fundación que podría ser, apuntó Alberto Rosales, a lo largo del próximo mes de julio. También se habló de las aportaciones que tendrán que hacer los patronos, uno de los aspectos a los que más atención prestan los protagonistas.

Precisamente la posibilidad, ahora remota, de pedir una entrada, nace, entre otros asuntos, de la necesidad de financiación para poner en marcha la Fundación, según sus promotores.

Idiomas