La dejadez y la edad de los dueños condicionan la vida de los patios Un estudio de la Politécnica de Madrid refleja el deterioro de las casas y los criterios de rehabilitación.Vimcorsa redactará un libro blanco basado en el informe y se incluirá en el expediente para la Unesco.

FUENTE: IRINA MARZO. DIARIO CÓRDOBA.

El aumento de la edificabilidad y el deterioro por la falta de mantenimiento debido a la senectud de sus moradores son las dos piquetas que penden sobre el futuro de las casas patio. Córdoba dispone desde ayer de un estudio sobre las viviendas colectivas, que perfila la estrategia para la rehabilitación y conservación de estos recintos históricos. El pasado de las casas patio es milenario, pero ahora se trata de asegurar el futuro de esta arquitectura singular que dio origen a una forma de vida popular y populosa en torno a un patio.

La empresa municipal de vivienda de Córdoba (Vimcorsa) y la Universidad Politécnica de Madrid han hecho posible este estudio, que comenzó en el 2008 y que se ha centrado en los patios de San Juan de Palomares, 11, Trueque, 4, y Marroquíes, 6 (Axerquía Norte); La Palma, 4 (Axerquía Sur); y Martín de Roa, 7 y 9 (San Basilio). Además, la asociación Claveles y Gitanillas ha sugerido al Ayuntamiento que elabore un libro blanco de los patios para recoger todas las recomendaciones del estudio. El libro blanco se sumaría así al expediente abierto para que la Unesco declare las viviendas cordobesas Patrimonio Intangible de la Humanidad.

Inmaculada Durán, presidenta de Vimcorsa, explicó que el estudio se enmarca en el programa de concesión de ayudas al mantenimiento y rehabilitación de edificios de interés. Hasta el momento, 45 propietarios han disfrutado ya de estas ayudas. Además, Vimcorsa ultima estos días la compra de Trueque, 4, un patio que engrosaría la nómina de los que ya son propiedad municipal y se están rehabilitando: Martín de Roa, 7 y 9, y San Juan de Palomares, 11. En opinión de Rafael Obrero, gerente de Vimcorsa, la casa patio tiene futuro, pero reconoce que hace falta "un esfuerzo considerable" para su mantenimiento y adecuación a las condiciones de vida del siglo XXI. Precisamente, a los habitantes de Martín de Roa les ha costado mucho trabajo salir de sus casas, según explicó ayer Obrero, pero ahora volverán "a una vivienda dignificada, en la que ya hay una lista de espera para ocupar las casas vacías porque sigue siendo un recinto muy apetecible". Los patios tienen actualmente dos tipos de problemas arquitectónicos: unos relacionados con la habitabilidad (deficiencias de ventilación, estancias pequeñas, mala distribución del espacio…) y otros de tipo estructural (humedades, termitas…).

LA ECO-CASA

El autor del documento, el arquitecto Gabriel Ruiz, indicó ayer en la Ser que "los patios son ecología pura, porque se comparten servicios y se ahorra energía". La investigación parte de la bibliografía existente, recoge la planimetría exacta de los recintos y dicta las reglas básicas para conservarlos. "Si queremos conservar su espíritu debemos sustentarnos en las técnicas tradicionales de construcción, añadiendo las soluciones y los materiales actuales". Reconoce que lo más sorprendente que han descubierto con el estudio ha sido la variedad de modalidades de patios, entre las que se incluyen las casas de paso: "Aunque todos provienen del modelo primero: el Patio de los Naranjos". De cara al futuro, el arquitecto recomienda conservar el valor social, histórico y artístico del patio, manteniendo el concurso y la singularidad de hospitalidad y puertas abiertas, pero "sin matar a la gallina de los huevos de oro".

Idiomas