El jueves se decidirá finalmente si es viable la creación de una fundación para la promoción de los recintos durante todo el año • Los propietarios insisten en que se debe de seleccionar quién accede al proyecto

FUENTE: GEMA N. JIMÉNEZ. EL DÍA DE CÓRDOBA.

Un euro. Éste es el precio que el Ayuntamiento baraja cobrar para poder acceder a los patios si finalmente se consolida la puesta en marcha de la fundación, que se planteó en 2007. Así lo decidieron ayer los representantes del Consorcio de Turismo, Hostecor y propietarios de los recintos que asistieron a una nueva reunión de trabajo para hacer realidad el ansiado proyecto para la promoción de los recintos durante todo el año. Según informó ayer a El Día el presidente de la Asociación Amigos de los Patios, Miguel Ángel Roldán, la gestión de la venta de entradas a los recintos correspondería al Consorcio de Turismo. Todo lo recaudado se invertiría en el mantenimiento del organismo, que permitiría la apertura de los recintos durante un mayor número de meses y no en exclusiva durante la celebración del concurso en mayo. El día clave para conocer el futuro de este organismo será el jueves, ya que será cuando finalmente se decida si es o no una idea viable.

La posibilidad del cobro de una entrada para acceder a los recintos ya ha sido objeto de polémica en ocasiones anteriores. Fue durante la pasada edición del concurso cuando algunos de los propietarios apostaron por ello para conseguir una ayuda económica. Lo obtenido a través de esta vía sería insuficiente para la puesta en marcha de la fundación y se hace necesaria la inversión de los patronos que compondrían el organismo. Según Roldán, aquí es donde se encuentra el principal obstáculo ya que, en la cita de ayer, el sector privado -es decir, hoteles, restaurantes o agencias de viajes- "se aferraron a que no disponen de recursos económicos por la actual situación económica". El planteamiento inicial pasa por la creación de la fundación a través de aportaciones económicas tanto de los organismos públicos como de las empresa privadas, y con la aportación del patrimonio por parte de los propietarios de los recintos. "Los socios de Hostecor deben de ser conscientes de que son los grandes beneficiados de los patios, por ello no entendemos por qué ponen trabas a este proyecto", insistió Roldán. No obstante, apuntó a que tampoco se descarta la aportación económica por parte de los propietarios, "aunque esto será posible si la cantidad es mínima, ya que bastante nos gastamos en mantener los patios". Lo más importante para los propietarios es que el proyecto llegue a buen fin, "puesto que estamos seguros de que nos beneficiará a todos", aseguró Roldán.

En la reunión de ayer se fijó en 30.000 euros la aportación inicial mínima para la puesta en marcha de la fundación y 170.000 euros anuales para su mantenimiento. A través de esta cantidad se haría frente a los gastos de conservación de los patios que formen parte de la iniciativa, así como del cobro de los sueldos de las personas encargadas de la apertura de los patios. En estos momentos se plantea la contratación de dos personas del personal del Ayuntamiento "con experiencia en el cuidado de los recintos", incidió Roldán.

No obstante, el presidente de Amigos de los Patios insistió en que es necesario fijar unas pautas para la designación de los recintos que formarán parte de la fundación. El principal parámetro a tener en cuenta, según Roldán, se debe de centrar en la calidad arquitectónica, el estado de conservación y la ornamentación de cada patio. "Se debe de hacer una criba para que tan sólo puedan formar parte del organismo los mejores recintos, aquellos que de verdad muestren la esencia de la arquitectura típica de Córdoba", insistió. Ahora tan solo quedan dos días para conocer el desenlace de todo, y si finalmente se encuentra una solución.

Idiomas