Una placa recuerda la casa en la que nació Pablo García Baena hace 88 años.

FUENTE: REDACCIÓN DIARIO CÓRDOBA.

La casa de la calle Parra número 6 de Córdoba luce desde hoy una placa, elaborada con cristales venecianos, en la que se conmemora el nacimiento del poeta Pablo García Baena en 1921.

El poeta, que ha estado acompañado por autoridades locales y otros escritores cordobeses durante el acto de descubrimiento de la placa, ha mostrado su sorpresa por este reconocimiento en la casa donde nació, sobre la que ha dicho que "la casa es más vieja que yo, pero se conserva igual", gracias a que tanto sus antiguas dueñas como su propietaria actual la han cuidado.

Pablo García Baena ha recordado su infancia en esta casa, que en su memoria se puebla de "mi familia, mis hermanos y yo mismo bajando la escalera de la que alguna vez me caí".

En esta casa vivió hasta los 7 años y de ahí "salía para aprender las primeras letras" en el Colegio López Diéguez y también se iba a a jugar a la calle con otros niños de otras casas, con quienes "cogía musgo que nacía entre las piedras de la calle" para montar el belén de navidad.

"Todos son recuerdos. Cuando uno llega a cierta edad, la vida es puro recuerdo", ha comentado García Baena, que ha reconocido que los suyos "son siempre agradables, porque sólo he recibido felicitaciones y alegrías en toda mi vida".

Pablo García Baena ha mostrado su deseo de descansar tras los numerosos actos de homenaje que se han organizado en torno a su figura con motivo del 25 aniversario de la concesión del Premio Príncipe de Asturias de las Letras y el nombramiento como Hijo Predilecto de Córdoba, para "poder charlar con la poesía".

Por su parte, el alcalde de Córdoba, Andrés Ocaña (IU), ha destacado la importancia de rendir homenajes a Pablo García Baena, porque es "uno de los poetas cordobeses más importantes de todos los tiempos", que además es "una gran persona".

Además, el primer teniente de alcalde de Cultura, Rafael Blanco (PSOE), ha considerado que todos los homenajes realizados en torno a García Baena han sido "un éxito" y en concreto la exposición "Rumor oculto", en la que se muestra el lado más íntimo y personal del poeta.

La directora general del libro y patrimonio bibliográfico y documental de la Consejería de Cultura, Rafaela Valenzuela, ha incidido en la idoneidad de instalar la placa en la casa donde nació el poeta, pues ha afirmado que "trae aquí a sus amigos que visitan Córdoba" para que puedan visitar el típico patio cordobés y las estancias que se distribuyen a través de él.

Ha recordado que Pablo García Baena pasó su infancia en esta casa de la calle Parra, una etapa de la vida que en su poesía es "el paraíso donde ese niño que fue se impregna de aromas, luz, colores y de la sensualidad de los patios en primavera".

La placa, que ha sido diseñada por Luis Celorio, ha sido realizada con cristales venecianos cortados con un martillo para ir formando teselas que componen finalmente un mosaico en el que se lee el nombre el poeta, uniendo todas las "a" a través del tallo de un clavel, una de las flores más representativas con las que se adorna el patio cordobés.

Idiomas