Nueve patios esperan abrir en Navidad con el título de la Unesco. Los recintos recrearán la tradición del 19 de diciembre al 4 de enero. Claveles y Gitanillas pide para este año la colaboración de los empresarios.

FUENTE: CARMEN LOZANO. DIARIO CÓRDOBA 06/11/2012

Nueve patios cordobeses volverán a abrir sus puertas para compartir las antiguas tradiciones navideñas cordobesas dentro del programa Navidad en los Patios de Córdoba, cuyos preparativos se viven este año con "más ilusión que nunca" a la espera de poder celebrarlo con el título de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, algo que está muy cerca tras el informe favorable del órgano de la Unesco encargado de evaluar las distintas candidaturas. La junta directiva de la asociación Claveles y Gitanillas se reunió ayer para preparar este programa navideño, que no ha sufrido recortes por parte de sus patrocinadores (Ayuntamiento y Diputación) y lanzar un comunicado en el que muestran su "alegría" por la decisión del órgano subsidiario de la Unesco, que reconoce "la fiesta de los patios como merecedora de la distinción de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad", considerándolo un reconocimiento a sus cuidadoras y cuidadores "en su labor callada de muchos años manteniendo la tradición más auténtica de Córdoba". En el comunicado también muestran su agradecimiento a todas las instituciones que han estado implicadas en la elaboración del dossier de la candidatura, así como a todos los cordobeses que "nos han apoyado con sus firmas y su ánimo", esperando que en la convención de París "nos concedan la deseada distinción que ponga a los patios de Córdoba en el lugar cultural que se merecen". La asociación, que "sigue trabajando en mantener la tradición de los patios", ya está preparando el programa navideño, que tendrá lugar entre el 19 de diciembre y el 4 de enero. "Esperamos poder celebrar este evento siendo ya Patrimonio Inmaterial de la Humanidad", continúa el comunicado, que concluye pidiendo la colaboración de los empresarios cordobeses "para engrandecer la celebración de este año" y que "se note que Córdoba se vuelca con sus patios".

Los recintos que abrirán entre esas fechas son los de las calles Pozanco, 6; Frailes, 6; Duque de la Victoria, 3; Pastora, 2; Juan Tocino, 3; San Juan de Palomares, 11; Escañuela, 3; y Carbonell y Morán, 20; e Isabel II, 1. Visitantes y cordobeses tendrán de nuevo la oportunidad de disfrutar de estos espacios especialmente decorados para la Navidad y de deleitarse con las actuaciones de diferentes coros, muchos de ellos llegados de localidades cordobesas. Según señala Rafael Barón, secretario de la asociación Claveles y Gitanillas, entre ellos estará el coro Amigos del Rocío, que prepara un disco sobre los patios cordobeses.

Por séptima vez, esta asociación, que "confía" en alcanzar el reconocimiento, volverá a mostrar los valores intangibles de esta fiesta, tales como la convivencia, la generosidad, la estética y la tradición, algo de lo que quieren hacer partícipes a todos los que les visitan en Navidad.

Cautela y alegría contenida ante un documento que no es vinculante.

 A pesar de que el órgano que ha evaluado las distintas candidaturas a convertirse en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad ha dado el sí a Córdoba, la cautela y la alegría contenida reina en las instituciones y colectivos de la fiesta. En efecto, no es un documento vinculante, aunque apenas hay precedentes de elementos que hayan recibido un positivo de este órgano y no fueran reconocidos. Pero hay que esperar a diciembre para tener la certeza. Del 3 al 7, la delegación española, compuesta por técnicos del Ministerio de Cultura, tendrá que defender ante el tribunal de la Unesco la candidatura cordobesa.

Idiomas