Córdoba entrega a Cultura el nuevo informe sobre los patios. El expediente pretende ser un "modelo" paraotras candidaturas. La clave del documento se centra en subsanar los errores del anterior.

FUENTE: CARMEN LOZANO. DIARIO CÓRDOBA 09/02/2012

El nuevo expediente de candidatura con el que la fiesta de los patios de Córdoba volverá a intentar convertirse en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad –compuesto por un formulario y un vídeo que muestra diez fotografías– ya está terminado y será entregado hoy en el Ministerio de Cultura, que, si no encuentra ningún aspecto que modificar o matizar, lo remitirá inmediatamente a la Unesco para su evaluación, cuyo resultado se conocerá en octubre en el transcurso de la convención que se celebrará en la isla de Granada. La delegada de Tradiciones Populares del Ayuntamiento, que cree que "no habrá más modificaciones en el expediente", será la encargada de llevar el informe a Madrid, donde se entrevistará con Angeles Alastrúe, subdirectora de Patrimonio del ministerio y una de las personas que ha colaborado en su elaboración. Según señala Caracuel, este expediente es "completamente nuevo", igual que su redacción, y va "más allá" de la intención de que la fiesta de los patios consiga el reto, puesto que pretende ser "un modelo" a seguir por los distintos elementos que en el futuro presenten sus candidaturas al título de la Unesco. "Estamos sirviendo un poco de conejillo de Indias", señala Caracuel, que asegura que se ha hecho "un gran expediente", cuya clave es subsanar los puntos negativos que el órgano subsidiario de la Unesco encargado de valorar las candidaturas contempló en el primer dossier presentado por Córdoba: explicar la participación de la comunidad en la elaboración de la candidatura, el arraigo popular de la fiesta, la inclusión en un inventario y señalar las ventajas de su declaración como Patrimonio.

Según Caracuel, todos estos aspectos ahora están suficientemente claros y reforzados. En este dossier, añade Caracuel, se expresan de manera "más palpable" todos esos aspectos y, sobre todo, "nos hemos volcado mucho en explicar lo que es la fiesta en sí, alejándonos de todo lo que signifique turismo". En definitiva, "la intangilidad" de los patios, "lo que quizá fuera el fallo en el anterior expediente de candidatura, que se centraba más en la belleza de los patios, de los edificios". Para mejorar y reforzar este expediente, el Ayuntamiento, la Junta, el Ministerio de Cultura y los colectivos relacionados con la fiesta han trabajado "intensamente" en la idea de enfocar la fiesta como "un ritual, una función social con los valores intangibles de convivencia, destacando también la solidaridad, el diálogo intercultural, la creatividad y el intercambio de saberes", continuó Caracuel, que se mostró "optimista" ante el resultado.

IMPLICACIÓN DEL MINISTERIO.

Amelia Caracuel destacó ayer la estrecha y continua colaboración que se ha mantenido con el Ministerio de Cultura en la elaboración de este nuevo expediente, con el que la fiesta de los patios de Córdoba volverá a optar al título de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. La delegada considera que el ministerio "se ha implicado mucho más" en esta ocasión y asegura que "cualquier paso que hemos dado se ha consultado, nos han asesorado, nos han corregido y creo que esta vez hemos atado los cabos sueltos del anterior expediente". Los representantes del ministerio en este asunto, Angeles Alastrúe y Joan Raguant, manifestaron en Córdoba en enero que esta fiesta "merece el título".

FIRMAS Y ADHESIONES.

Junto con el nuevo expediente y el vídeo de fotografías, también se han aportado un gran número de firmas de apoyo a la fiesta que se han recogido en su mayoría en los patios durante su apertura la pasada Navidad. Los centros cívicos de la ciudad también han sido lugares en los que los ciudadanos podían depositar su rúbrica. Por otro lado, se han rescatado del anterior expediente las adhesiones de distintas instituciones.

Idiomas