El informe servirá para conocer el estado en que están estos inmuebles y acometer su reforma.La medida se toma ante las escasas peticiones de subvenciones recibidas para las infraviviendas.

 FUENTE: DIARIO CÓRDOBA. ISABEL LEÑA

El área de Rehabilitación Concertada de la Axerquía Norte ya ha encargado a un arquitecto el estudio con el que pretende realizar una completa radiografía de las casas–patio de los barrios que la integran con el objetivo de acabar con las situaciones de infravivienda. Juan Cantizani ha sido la persona elegida para realizar el documento centrado en Santa Marina, parte de San Andrés, San Lorenzo, San Agustín y los Trinitarios, cuyo coste estimado es de 30.000 euros. A finales de año podría tener listo un primer avance del mismo. La medida se toma ante la respuesta prácticamente nula recibida a las líneas de ayudas abiertas para rehabilitar este tipo de inmuebles, que cada vez están peor.

El estudio consistirá en concretar la ubicación de las casas–patio, el estado de la edificación, su nivel de protección urbanística, su número y tenencia, y las características de las personas que las habitan.

Al mismo tiempo, incluirá propuestas de intervención y una estimación del coste de su arreglo. De esa forma se lograrán los datos necesarios para llegar a acuerdos con los propietarios, comprar inmuebles o diseñar una figura que responda mejor a esta problemática. El arquitecto designado para elaborarlo tiene una ardua tarea por delante, ya que debe recoger en su documento los levantamientos planimétricos, datos sociológicos y jurídicos, las propuestas arquitectónicas y una valoración económica de las distintas alternativas a acometer.

El delegado provincial de Vivienda, Francisco García, señala que la intención del área –en la que participa el Ayuntamiento– es ver "si, una vez que tengamos una información más exhaustiva, podemos encuadrar las casas en cualquiera de las figuras existentes en el Plan de Vivienda de la Junta o si, por la propia tipología de estas edificaciones, hay que diseñar una normativa que responda a las necesidades reales". Según explica, los resultados del trabajo de este arquitecto en la Axerquía Norte podrían ser "extrapolables al resto del casco histórico" para poder "responder también en otras zonas con otro instrumento legal más acorde". Lo que considera inexplicable es que en el área se hayan recibido "muchas peticiones para la figura de rehabilitación autonómica –centrada en el interior de los inmuebles– o singular –para arreglos de zonas comunes–, pero pocas de casas–patio habitadas". En concreto, solo cinco inmuebles de este tipo se acogieron a las ayudas destinadas para infravivienda desde que en el año 2006 se puso en marcha el área de rehabilitación. Aunque hay que tener en cuenta que estos inmuebles también pueden recurrir a la rehabilitación autonómica o singular, García aclara que "en el cómputo global las solicitudes también son mínimas". Por tanto, la lectura de esta realidad no podía ser más negativa, "o los vecinos no están muy interesados en estas ayudas o los instrumentos que existen en este momento no responden a lo que necesita este tipo de arquitectura", añade.

Paralelamente, el área de la Axerquía Norte continúa con el análisis de quince casas vecinales (no son casas–patio) que necesitan un arreglo más urgente y que también podría estar definido en lo que queda de año. Otro trabajo que está ultimando es el de la rehabilitación de la Casa de Paso, para la que continúan las conversaciones con sus moradores con el fin de fijar las aportaciones económicas. Como adelantó este periódico, la idea es recuperar espacios comunes que han ido desapareciendo en este inmueble único, garantizar la habitabilidad de las veinte viviendas existentes en el mismo y recobrar su sentido como lugar de tránsito.

 Mera estadística

Cuesta creer que lo verdaderamente genuino de Córdoba se marchite como las flores de las macetas que dieron vida a sus paredes. El área de Rehabilitación Concertada de la Axerquía Norte se ha dado cuenta de que algo está fallando. Saben que año tras año mueren patios, pero pocos lanzan un ´SOS´ para ser salvados. Son casas que han caído en el olvido y que pueden renacer. Para ello, el estudio recién iniciado no debe quedarse en mera estadística.

Idiomas