La presencia de patios antiguos en el concurso de mayo cae un 48% en cinco años

JOSÉ PRIETO. ABC Córdoba.

CÓRDOBA. Los tiempos cambian, también las formas de vida y con ellas los entornos. La fiesta de los Patios cordobeses se está viendo afectada. Lo demuestra el protagonismo adquirido en el concurso del mes de mayo por los recintos de arquitectura moderna o renovada frente a los de «antigua», muchos de los cuales en los últimos cinco años han desaparecido de las rutas de visita.

Este año participarán en esta categoría sólo 16 recintos, un número escaso, y el más bajo de los últimos tiempos, si se lo compara con los de años anteriores en los que el descenso ha sido progresivo y vertiginoso. Basta echar un vistazo a 2003, cuando se inscribieron 31 patios antiguos. Es decir, en 2008, cuando el concurso cumple su 75 aniversario, se presentan un 48% menos.

 

En 2004 fueron 26. En el camino quedaron casas de la solera y valor de San Juan de Palomares 11 -con quince grandes premios-. Fue una herida en el alma de la tradición que a día de hoy no se ha cerrado y amenaza con hacerse mayor si nadie lo remedia. Pero llegarían más. De los 26 de 2004 se pasó a 23 en 2005. Entre las bajas, otro histórico, el recinto soleado y pintoresco de Postrera 28 -con seis grandes premios-. Los dos patios siguen en pie aunque no vive nadie en ellos y sólo el deterioro amenaza con establecerse.

Paralelamente comenzó el aumento de los recintos llamados de arquitectura moderna o renovada (los de nueva construcción o que en origen eran antiguos pero sufrieron cambios sustanciales en su fisonomía o estructura), que en estos años ha contrarrestado la caída de los más típicos y genuinos de la ciudad. El traspaso de poder -numérico- se produjo en 2005. En el concurso de mayo de ese año fueron 23 los de arquitectura antigua que compitieron y 26 en «moderna». La proporción era la inversa de 2004 aunque los números finales aparentaban normalidad en la vida del festival gracias a que crecían los renovados. No obstante, seguían abandonando patios. En 2006 lo hizo el de Montero 27, cercano al número 12 de la misma calle, en el barrio de San Agustín, que había dejado de concursar tiempo atrás pese a contar con varios premios.

Plan de Vimcorsa

En este tiempo, los citados recintos así como otros de las calles Julio Romero de Torres o Pintor Bermejo 1 fueron sustituidos en las visitas del mes de mayo por nuevos como los de San Basilio 22, Rey Heredia 15 ó 21 y Aguayos 2, con distinta regularidad en la participación. Se mantienen a día de hoy otros históricos como los de la calle Trueque 4, Marroquíes 6 y Tinte 9, aunque recientemente sucumbieron los números 7 y 9 de Martín de Roa, que por segundo año no participan, uniéndose a la larga lista que también dejaron en su día los de las calles Duartas, Badanas o Tafures, ya irrecuperables.

Para evitar que se pierdan más recintos, Vimcorsa pretende comprar algunos para rehabilitarlos, aunque desde la Asociación de Amigos de los Patios ya se advirtió que la ayuda está tardando. Incluso este año participa uno menos de los «modernos», que serán 27, seis más que hace un lustro.

Idiomas