Jóvenes se suman al cuidado de los patios pese a las trabas que imponen los tiempos.

FUENTE: J.M.N. DIARIO CÓRDOBA 10/12/2012

"¡Hombre! No solemos sacar el tema entre los amiguetes. Es una afición mía y ellos… bueno, es normal, pasan ", decía ayer Francisco Ruano, el joven de 23 años que junto a su padre, Francisco Diego, cuidan del patio de Agustín Moreno 43.

Francisco Ruano pone rostro a la nueva generación que poco a poco se está incorporando a la Fiesta de los Patios, a veces haciendo frente a cierta incomprensión, ya que en estos tiempos de prisas no se termina de entender dedicar tantas horas diarias y a lo largo de todo el año a las cientos de macetas de un patio. "A veces me preguntan por qué no salgo y cuesta explicar que estoy trabajando en esto", afirma Francisco.

El caso es que, aunque queda mucho por hacer, año tras año "se ven caras nuevas, por supuesto, y gente muy joven", recuerda Leonor Camorra, presidenta de Claveles y Gitanillas. Y no faltan ejemplos en este mismo año, y no solo como el de Rosa, que ayer echaba una mano a su madre, Pilar, en Martín de Roa 7. También hay familias jóvenes que se liaron la manta a la cabeza y han participado muy dignamente en el concurso con toda la ilusión, como Carmen Pinto y Manuel Ortega (Isabel II 25) y María Angeles Flores (Pedro Verdugo 8) o incluso haciendo que el patio vuelva al certamen después de años, haciendo así un homenaje a sus antiguos ocupantes.

En todo caso, recordaba ayer la concejala de Tradiciones Populares, Amelia Caracuel, "si se hace una media, la edad del cuidador estará ahora entre los 45 y los 50 años en su mayoría". Incluso, los más veteranos del certamen (ahí están Ana Muñoz, en Tinte 9, o Manuela y Ricardo, en Guzmanas 4) aunque no se dejen ayudar con facilidad (hay algunos que se enfadan mucho, como Isabel López, en Maese Luis 9) van recibiendo alguna colaboración por parte de sus hijos y nietos, lo que también sirve para ir haciendo escuela.

Porque, también es cierto, viendo el duende que le dan los veteranos a sus patios, lo jóvenes tienen mucho que aprender.

Idiomas