Los propietarios se muestran a favor del pago de un euro por persona y exigen la implicación de Hostecor para poder abrir durante más tiempo al año

FUENTE: A. C. EL DÍA DE CÓRDOBA.

Más ayudas, no sólo económicas, sino de personal, es lo que necesitan los propietarios de los patios para que la tradición gane en calidad. Los dueños consultados por este periódico insisten en la importancia que tiene el sector privado en el mantenimiento de la tradición, una cuestión que se está planteando en los últimos días y que repercutiría en la apertura por más tiempo de los patios. Todos los propietarios están de acuerdo en esta cuestión, en la de abrir durante seis meses al año, pero siempre y cuando obtengan las ayudas. Además de la económica, que se obtendría tanto por la intervención privada como por el pago de una entrada, la propietaria de San Basilio, 22, Francisca Escudero, aseguró que sería necesario "que hubiera más personas que colaboren, que se establezcan citas organizadas para que le podamos dedicar tiempo a los visitantes". Así, los dueños podrían "explicar cuestiones sobre las flores o el por qué de la decoración", apuntó. En el mismo sentido se pronunció la titular de Parras, 5, María Isabel Navajas, quien dijo que una atención más personal sería "muy positivo" y con la apertura más tiempo se evitarían las aglomeraciones que se producen cada mayo. La dueña de la casa de Isabel II, 1, Julia Sesma, dijo que "una persona sola no puede", por lo que deberían de incluir la figura del ayudante para que colabore en las tareas y se organice la entrada.

Uno de los patios más visitados es el de Encarnación, 11, junto a la Mezquita, cuya propietaria es Rosario Fernández quien apuntó que "las visitas por grupos serían mucho más personalizadas y atendidas". En la misma opinión se manifestó Ana de Austria, la veterana de San Basilio, 22, aunque reconoció que en su barrio "siempre va a haber colas", aunque la tónica general de los propietarios es que se implique el sector privado. Todos exigieron la colaboración de Hostecor porque, entienden, "es el gran beneficiado".

Idiomas