fUENTE: TOÑI CARAVACA. EL MUNDO

Un año más, y ya van cinco, los patios cordobeses vuelven a abrir sus puertas por Navidad para mostrar al visitante un elemento típico de esta tierra, que aspira a ser declarado en 2011 Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, pero con un escenario transformado gracias a la ayuda de las flores.

En estas fechas navideñas sólo hay un color que resalta sobre el resto: el rojo de los centenares de pascueros que adornan las blancas paredes encaladas de los siete patios que en esta ocasión participan en una iniciativa que en su día propició el Ayuntamiento con la colaboración de sus propietarios.

Sin embargo, el programa ‘Patios en Navidad’ presenta una novedad destacable, no por importante sino por lo vistosa. Al rojo de las flores de Pascua hay que añadir este año el azul de las alfombras, banderolas y diferentes motivos de decoración instalados en un guió a la Capitalidad Cultural de Europa que Córdoba persigue en 2016.

EN ESTE ENLACE TODA LA INFORMACIÓN Y UN VIDEO DE LOS PATIOS.

Idiomas