Los recintos del barrio de San Basilio fueron los que recibieron a un mayor número de turistas, principalmente nacionales, en un día que colmó las expectativas de los organizadores pese a la lluvia

FUENTE: Á. R. / F. R. C. EL DÍA DE CÓRDOBA

Los tradicionales Patios cordobeses vivieron ayer un día histórico: su apertura al público durante los días festivos de Semana Santa, algo que jamás había ocurrido hasta ahora y que se espera que se pueda repetir en el futuro y convertirse incluso en algo habitual. En principio, el día no invitaba mucho al paseo, ya que la mañana amaneció lluviosa y con nubes amenazadoras, pero aún así fueron cientos los cordobeses y visitantes que se decidieron a entrar en estos recintos que vivirán su tradicional concurso el próximo mes de mayo.

La presidenta de Claveles y Gitanillas, Leonor Camorra, se mostró satisfecha en ese sentido y subrayó la "aceptación" que el programa Patios para Disfrutar, que es como se denomina la iniciativa de abrir en fechas ajenas al certamen, tuvo el día de su puesta en marcha, en el que hubo "muchísima afluencia" en algunos de los patios más conocidos de la capital. El éxito de esta nueva propuesta, que, en general, ha tenido una excelente acogida entre el sector turístico de la ciudad, supone una repetición de lo que ya ocurrió el año pasado, cuando los Patios abrieron en el mes de abril -aunque no en Semana Santa-, y hace unos años, cuando comenzaron a ser visitables en las fiestas navideñas.

El perfil de las personas que se acercaron ayer a los Patios fue primordialmente el de un turista procedente de la geografía española, que se decantó fundamentalmente por los recintos del barrio de San Basilio, al ser los más conocidos. La afluencia, por contra, fue más moderada en los recintos que se abren al público en otros barrios cordobeses tan típicos como Santiago, Santa Marina o San Agustín, según indicó el secretario del colectivo que organiza esta actividad, Rafael Barón. En total, fueron 23 las instalaciones del Casco Histórico que abrieron sus puertas a partir de las 11:00 y hasta el mediodía.

La apertura de los Patios supone así un atractivo añadido para los miles de visitantes que pasan por la capital cordobesa durante la Semana Santa y en ningún caso supone una bajada de la afluencia a los desfiles procesionales, ya que la organización ha decidido que abran tan sólo por la mañana, cuando las cofradías aún no han salido a la calle. El éxito de la iniciativa se espera que se repita e incluso se incremente durante la jornada de hoy -en la que no hay procesiones- y en la de mañana, cuando tan sólo sale a las calles cordobesas una hermandad: el Resucitado. Este año, además, los Patios ofrecen un atractivo muy especial y ligado a la climatología, y es que las lluvias de los últimos meses y la floración han permitido que los recintos luzcan ya en todo su esplendor antes de lo habitual.

La apertura de los Patios durante los tres últimos días de la Semana de Pasión coincide con las fechas en las que el sector turístico de Córdoba vive una de sus temporadas más altas de todo el año. En concreto, los hoteles de la ciudad se encuentran ahora mismo por encima del 80%. No obstante, hay algunos como el AC Córdoba Palacio que superan esta cota y en los que conseguir una reserva para estas fechas es algo prácticamente imposible.

El sector confía en que los datos de la Semana Santa sean también buenos para la hostelería y supongan así un reflotamiento de una actividad económica que es clave en el delicado mercado laboral de la ciudad y que en 2008 sufrió una fuerte recesión respecto a los datos históricos del año anterior.

Idiomas