Reclaman a los empresarios una colaboración más cercana ante la inminente aprobación de la Unesco del título de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en la próxima convención a celebrar en París.

FUENTE: R. R. / A. C. EL DÍA DE CÓRDOBA, 06.11.2012

Un título que tiene que traducirse para algo más que un reconocimiento honorífico. Propietarios de patios que participan en el concurso de cada mayo reclamaron ayer que la próxima designación de la Unesco, la agencia de Naciones Unidas para la educación y la cultura, "la colaboración de los cordobeses y en especial de los empresarios" de la ciudad para engrandecer la fiesta. Los propietarios piden además "que se note" que la ciudad se vuelque con esta tradición que está a punto de conseguir el espaldarazo definitivo para convertirse en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. La cita será durante los primeros días del próximo mes de diciembre y el trabajo más complicado ya está hecho, que es que el Consejo Consultivo de la Unesco haya dado el visto bueno, paso previo al sí definitivo que se tendrá que producir en la Cumbre de París. El colectivo de propietarios mostró ayer su "alegría" por esta paso tan importante y apuntaron que lo consideran "un reconocimiento a sus cuidadoras y cuidadores en su labor callada diaria de muchos años, manteniendo una de las tradiciones más autenticas de Córdoba como son sus Patios". La Asociación Claveles y Gitanillas quiso ayer agradecer expresamente también "a todas las instituciones y personas que han estado implicadas en la elaboración del dossier de la candidatura, así como a todos los cordobeses que nos han apoyado con sus firmas y su ánimo".

El colectivo de propietarios siempre ha pedido más colaboración, tanto de las administraciones como del sector privado, para mantener la fiesta. Principalmente, pedía la implicación directa de los empresarios del sector turístico, ya que según ellos son grandes beneficiados por la cantidad de turistas que acuden cada año a disfrutar de esta fiesta. También se trató de la posibilidad de que los propietarios tuvieran algún tipo de rebaja tanto en los recibos de la luz como de electricidad para compensar los gastos que realizan para conservar los patios y mantenerlos abiertos durante los días del concurso. Las subvenciones que otorga el Ayuntamiento por participar siempre han sido consideradas insuficientes por los cuidadores de los recintos.

El Consistorio impulsó Fundación de los Patios, un órgano que consiguió sentar a la mesa a la administración local con algunas empresas privadas para dotar de más recursos a los patios. Sin embargo, este tema quedó aparcado cuando se pusieron en marcha los trámites para conseguir el reconocimiento de la Unesco con el compromiso de retomar las negociaciones cuando se obtuviera la mención de Patrimonio Intangible de la Humanidad.

El Ayuntamiento de Córdoba lleva trabajando desde el año 2008 para recabar este reconocimiento que ahora se encuentra al alcance de la mano. El Consistorio inició los trabajos con Rosa Aguilar al frente del gobierno municipal aunque fue Andrés Ocaña el primero que se llevó un fuerte revés. Con todas las negociaciones cerradas, la Junta de Andalucía optó por dar prioridad al reconocimiento del flamenco en 2010. El año pasado fueron las duras críticas de los asesores los que impidieron la distinción. El Ayuntamiento ha pedido "prudencia" tras conocer el visto bueno del Consejo Asesor, aunque lo más difícil ya está hecho. Además de los grupos políticos, el sector turístico también reconoce el entusiasmo por la candidatura.

Idiomas