5.000 más que el año pasado, según la asociación Claveles y Gitanillas.

FUENTE: EFE

Más de 25.000 personas -5.000 más que el año pasado- han visitado los tradicionales patios cordobeses que durante la Navidad han cambiado sus claveles y gitanillas por las flores de pascua y el sonido de los villancicos.

La presidenta de la Asociación de Patios Cordobeses Claveles y Gitanillas, Leonor Camorra, ha calificado de "éxito" este programa, que arrancó el pasado 20 de diciembre y finalizó anoche.

En declaraciones a Efe, Camorra ha destacado la gran afluencia de visitantes de fuera de Córdoba que han aprovechado su estancia en la ciudad para conocer esta seña de identidad cordobesa, que aspira el próximo año al nombramiento de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Siete patios cordobeses del centro han abierto sus puertas en estas fiestas para mostrar a los visitantes la unión de su arquitectura con las tradiciones de la Navidad, como villancicos y toques de zambomba y panderetas traídos por los coros Jacara y Yerbabuena, que han cantado canciones navideñas mientras los asistentes han podido degustar licores, turrones y polvorones al calor de una hoguera.

Decenas de flores de pascua han acompañado a los belenes que los propietarios de los patios han instalado en estos recintos que tradicionalmente se abren al público en mayo, en la celebración del Festival de los Patios.

Los Patios en Navidad han cumplido este año su quinto aniversario y han querido también mostrar su respaldo a la candidatura de Córdoba para ser Capital Europea de la Cultura en 2016 y, por ello, el rojo de las flores de pascua se ha alternado con el azul del eslogan de la capitalidad.

Idiomas