Los patios estudian cerrar en el 2013 si no cobran la ayuda. El Ayuntamiento pide comprensión y afirma que se abonará en breve.

FUENTE: JUAN M. NIZA. DIARIO CÓRDOBA. 22/07/2012

Los cuidadores y propietarios de patios, con las asociaciones Claveles y Gitanillas y Amigos de los Patios al frente, tienen previsto convocar en los próximos días el cierre de todos los patios para el 2013, todo ello a solo tres meses de que la Unesco decida sobre el nombramiento de estos recintos tradicionales como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. La razón de esta movilización de protesta es el retraso en cobrar los dos tipos de ayuda que reciben los patios admitidos al concurso anual del Ayuntamiento: la subvención general, que se entrega a todo recinto inscrito, y los premios correspondientes a los ganadores.

Así lo confirmó ayer la presidenta de Claveles y Gitanillas, Leonor Camorra, después de haber aparecido en el barrio del Alcázar Viejo carteles de protesta anunciando un año 2013 "sin patios", ya que "como no nos han dado las ayudas (…) no podemos pagar a los viveros". Camorra, incluso, afirma que muchos cuidadores se encuentran casi arruinados por el retraso del Ayuntamiento en sus pagos después del importante gasto que tienen que hacer cada año, cuidadores que acumulan facturas de todo tipo, especialmente de empresas abastecedoras como las de viveros, que también necesitan ir cobrando para superar estos momentos de crisis.

Por su parte, la concejala de Fiestas y Tradiciones Populares, Amelia Caracuel, confirmaba a este periódico el retraso en el pago de ayudas y premios del certamen de patios, aunque confiaba en que el ingreso se realizará "en breve". Caracuel, además, pedía ayer paciencia y comprensión, recordando el estado de las arcas municipales en estos momentos y el trato prioritario que "respecto a otros colectivos siempre han tenido los patios".

Las ayudas por incripción varían este año entre 2.120, 1.920 y 1.720 euros, según la superficie del recinto, mientras que los premios oscilan entre 3.600 y 2.400 euros (para los ganadores de arquitectura antigua y moderna, respectivamente) y 600 de la mención. Eso sí, a todas estas cantidades hay que descontar el 20% para Hacienda, cifra que, además, en la declaración del IRPF del siguiente año en los casos de los premios se incrementa aún más.

Idiomas