Cultura aprueba el trabajo del Ayuntamiento sobre los patios. El expediente enfoca la fiesta como "un ritual" con una función social y refuerza los valores intangibles. El experto Joan Reguant destaca "el entusiasmo y la participación" de los que goza la candidatura.

FUENTE: CARMEN LOZANO. DIARIO CÓRDOBA. 13/01/2012

 

 

 reunion_unesco_cordoba.jpg

 

Representantes de las instituciones y de los colectivos de los patios, ayer, en la sede de los Amigos de los Patios. SÁNCHEZ MORENO

Los trabajos sobre el expediente de candidatura para convertir a los patios de Córdoba en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad "van por buen camino" y han sido aprobados por el Ministerio de Educación y Cultura, según señaló ayer el delegado de Patrimonio y Casco Histórico del Ayuntamiento de Córdoba, Juan José Primo Jurado, tras la reunión mantenida por representantes y técnicos del ministerio, de la Junta de Andalucía y del Ayuntamiento en la sede de la Asociación de Amigos de los Patios de Córdoba. Todos ellos manifestaron su "satisfacción" sobre el desarrollo de la reunión, que ha coordinado Angeles Alastrúe, subdirectora general de Patrimonio del ministerio, y a la que ha asistido Joan Reguant, asesor de esta institución, experto en temas de Patrimonio Inmaterial y gran conocedor de los mecanismos de la Unesco, además de ser responsable del expediente de candidatura de la Fundación de la Dieta Mediterránea, elemento que consiguió el título en el año 2010.

"Si todas las candidaturas tuvieran esta dinámica, triunfarían", señaló Reguant tras la reunión mantenida en Córdoba, valorando muy positivamente el "trabajo, entusiasmo y participación" de los que goza la candidatura cordobesa, aunque también señaló que "todo se puede mejorar".

UN RITUAL

Y precisamente para mejorar el expediente, las tres instituciones y los colectivos relacionados con la fiesta trabajan intensamente en la idea de enfocar la fiesta de los patios como "un ritual, una función social con los valores intangibles de convivencia, destacando también el arraigo popular, la solidaridad, el diálogo intercultural, la creatividad y el intercambio de saberes", señaló Primo Jurado, que subrayó que los cuatro puntos que en principio estaban débiles y de los que la Unesco había pedido su refuerzo (participación de la comunidad en la elaboración de la candidatura, arraigo popular de la fiesta, inclusión en un inventario y ventajas de su declaración como Patrimonio) están cumplimentados con este expediente.

El próximo 31 de enero se celebrará una nueva reunión en Madrid con las tres administraciones y representantes de las asociaciones de los patios y la idea es que, "ya que el trabajo va adelantado y se está haciendo en la buena dirección", a mediados de febrero se entregue el expediente, junto con diez fotos y un vídeo, a la Unesco para su evaluación por el órgano subsidiario. Por ello, el delegado de Patrimonio y Casco Histórico se ha mostrado convencido de que "la declaración de Patrimonio Inmaterial está hoy mucho más cerca que antes porque se están dando los pasos correctamente y se está realizando el expediente con el lenguaje de la Unesco, que es la clave para sacar adelante una fiesta que, sin duda alguna, tiene arraigo popular, pero hay que demostrar su inmaterialidad".

Idiomas