Córdoba fue ayer la ciudad invitada en el Festival de la Diversidad Cultural. Este evento sirve para difundir la joyería, gastronomía y arte de la provincia.

FUENTE: M.J.R. DIARIO CÓRDOBA. 22/05/2012

La capital de Francia, la ciudad del Louvre, de la Torre Eiffel y del amor, se rindió ayer a la belleza y singularidad de los patios cordobeses, gracias a una serie de actos con los que se persiguió lograr un espaldarazo más para que la Unesco declare Patrimonio Inmaterial de la Humanidad a estos emblemáticos espacios. Bajo el eslogan Córdoba inspira , la ciudad aprovechó ayer el hecho de haber sido elegida como ciudad española invitada al cuarto Festival Internacional de la Diversidad Cultural por el Diálogo y el Desarrollo Unesco 2012, para afianzar la candidatura con la que se opta a lograr en noviembre esta importante declaración internacional y a la vez atraer más visitantes a la provincia cordobesa. Una participación que ha sido posible gracias al Patronato de Turismo de la Diputación y al Consorcio de Turismo del Ayuntamiento, en colaboración con BBK Bank Cajasur y el apoyo de la embajada española y la Oficina Española de Turismo en París, así como el Instituto Cervantes.

La misma lluvia que ha caído en Córdoba en los días de máximo apogeo de los patios se hizo presente también ayer en París. La promoción de los patios cordobeses en la capital gala comenzó con una recepción en el Ayuntamiento del Distrito I. En la misma, intervinieron su alcalde, Jean-François Legaret; el embajador de España en París, Carlos Bastarreche; un delegado de la Unesco y la presidenta del comité organizador del festival, Carla Arigoni. Todos, según el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba, Juan Miguel Moreno Calderón, tuvieron palabras de elogio para la ciudad cordobesa. A continuación, intervino la presidenta de la Diputación, María Luisa Ceballos, que apuntó que esta cita "para Córdoba es una oportunidad fantástica para divulgar nuestra riqueza y, especialmente, ahora que luchamos por conseguir que los patios logren el título de Patrimonio Inmaterial. Además, la presencia en este festival supone a su vez la promoción de nuestra gastronomía". Ceballos destacó la afluencia de público al estand de Córdoba en el festival y la expectación que está generando la emisión de la película Córdoba, vida y genio . La misma opinión sobre el éxito de la citada proyección, que refleja la riqueza cultural cordobesa, la compartió Moreno Calderón, que en el mismo acto en París resaltó que "más allá de sus valores arquitectónicos y singularidad, lo importante es que los patios representan una forma de vida genuinamente cordobesa que pervive de generación en generación". Calderón valoró la "importancia de que Córdoba sea la ciudad invitada a este festival, en reconocimiento a su valor intercultural y ejemplo de convivencia".

A continuación, las autoridades francesas y cordobesas se dirigieron al estand de Córdoba, que se sitúa en un lugar privilegiado próximo al museo del Louvre. El estand, que imita a un patio cordobés, estaba a rebosar. Allí se ofreció un cocktail con degustación de productos típicamente cordobeses y actuaron Manolo Gutiérrez y la compañía flamenca Vaivén . Después, el grupo de música barroca Cinco siglos ofreció un concierto en el oratorio del Louvre. Hoy, dentro del festival de la Unesco, además de seguir impulsándose la candidatura de los patios cordobeses a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, Juan Miguel Moreno Calderón, y el delegado de Cultura de la Diputación, Antonio Pineda, promocionarán el Festival de la Guitarra, entre otros eventos culturales, mientras que Emilio Olmo, de la Fundación Cajasur, presentará los Patios de Viana.

Idiomas