La fiesta de los patios supera la prueba que la acerca a la Unesco El Consejo de Patrimonio Histórico respalda la candidatura y elige también a las otras aspirantes. La Junta añade el flamenco, que fue rechazado una vez y está apoyado por Murcia y Extremadura.

FUENTE: NURIA MARTI, ISABEL LEÑA. DIARIO CÓRDOBA.

La fiesta de los patios de Córdoba ha pasado con éxito la prueba que tenía en Mallorca, por lo que está un poquito más cerca de convertirse en Patrimonio Inmaterial de la Unesco. Así se ha acordado en la reunión del Consejo de Patrimonio Histórico que durante dos días ha tenido lugar en Palma de Mallorca y que ayer decidió la inclusión de los patios como candidata española. Pero Córdoba tendrá que continuar luchando con las otras aspirantes españolas que se presentaban al examen de Mallorca, ya que el Consejo de Patrimonio ha optado por apoyar todas la candidaturas, e incluso una más que ha sido repescada del 2005 y que también afecta a Andalucía y Córdoba, el flamenco. "Si bien solo podemos presentar una candidata a Patrimonio de la Humanidad –en este caso la cordillera mallorquina Sierra de la Tramontana–, en el terreno inmaterial se nos permite ser mucho más flexibles", explicó el director general de Bellas Artes y Bienes Culturales, José Jiménez. Esto significa que el Ministerio de Cultura hará campaña a favor de los patios de Córdoba, el flamenco (candidatura presentada conjuntamente por Andalucía, Extremadura y Murcia), los castellets de Cataluña y el canto de la Sibila de Mallorca. Asimismo, España también decidió sumarse a la candidatura sobre la cetrería que presenta los Emiratos Arabes Unidos y a la que se han sumado varios países con tradición a este arte. En España, esta ha sido defendida por Castilla–León.

Tras conocerse la noticia, el alcalde de Córdoba, Andrés Ocaña, que fue invitado por los miembros de la mesa del Consejo de Patrimonio a intervenir y defender la fiesta, mostró su "profunda satisfacción por que los patios estén ya en el umbral de ser considerados patrimonio de la humanidad". Ocaña recalcó que "la exposición sobre los patios había sido bien recibida y respaldada", por lo que "es un día importante para la ciudad". Además, subrayó que "lo bueno de nuestro expediente es que está todo el trabajo hecho, ya que algunas candidaturas no tenían ultimado el material". Ocaña, que fue el único alcalde presente en la reunión, agradeció a las asociaciones que velan por la fiesta y a la ciudadanía "su enorme esfuerzo" por preservarla. Ocaña llegó el jueves por la tarde a Mallorca, al igual que el coordinador de Presidencia, Manuel Pérez, y la directora del Archivo Municipal, Ana Verdú, que defendió la candidatura.

La presentación de Córdoba fue "magnífica" y la exposición realizada "fue muy comentada". Esa es la impresión que se llevó la directora General de Bienes Culturales de la Junta, Guadalupe Ruiz, que junto con el jefe de Servicio de Protección, Juan Manuel Becerra, estuvo en la reunión para defender los patios y las consecuencias que traerá que sean reconocidos mundialmente. Respecto a la sorpresa del día, la incorporación del flamenco por parte de la Junta, explicó que "ahora hay una oportunidad para volver a presentarlo" por un cambio de criterio de la Unesco, "que antes no quería ni danza, ni cante ni nada con música y ahora parece que está en la dinámica de reconocer propuestas musicales". Dejó claro que los "criterios y las oportunidades las pone la Unesco, no la Junta ni el Ministerio". Además, insistió en que el flamenco no se presenta "en detrimento de los patios", ya que "en patrimonio inmaterial no hay límite y todas las candidatas propuestas pueden ser reconocidas, y si tenemos la ocasión de incorporar el flamenco, no seríamos buenos gestores si no lo hiciéramos". El flamenco fue rechazado el año que la Unesco se decantó por La Patum de Berga, de Cataluña.

El expediente elaborado por el Ayuntamiento, y traducido al inglés y al francés, ya está en poder del Ministerio de Cultura para que lo envíe al organismo que decidirá sobre el futuro de los patios.

El dictamen definitivo se sabrá en septiembre del año que viene.

El paso de ayer no es el definitivo. El Ministerio de Cultura tiene ahora que enviar las candidaturas a la Unesco, que debe tenerlas en su poder antes del 31 de agosto de este año. Un año después, en septiembre del 2010, el organismo internacional tomará una decisión. Entonces se sabrá si los patios se convierten en patrimonio intangible de la humanidad. Según la Junta, las posibilidades son muchas, ya que la lista no está tan restringida como la del patrimonio material.

Idiomas