La rebelión de los claveles

• Los altos costes de mantenimiento ponen en peligro la continuidad de la fiesta

• Un retraso en las subvenciones ha provocado el malestar entre los propietarios

• Medio centenar de casas patio están afectadas por los atrasos

FUENTE: ROSA JIMÉNEZ | EL MUNDO. Córdoba

La popular fiesta de los patios de Córdoba podría estar llamada a desaparecer. Los propietarios no pueden hacer frente a los gastos que supone mantener todo el año las flores en perfecto estado y mucho menos sin las subvenciones que hasta ahora han venido recibiendo.

Hay crisis para todos, y el Ayuntamiento de Córdoba está retrasando los pagos en las ayudas a las cincuenta casas patio de la capital cordobesa. Según explica el propietario del patio ubicado en la calle Pastora número 2, Rafael Barón, hace unos años el dinero se entregaba mediante cheque unos días antes del comienzo del concurso, "de manera que teníamos dinero para comprar macetas y flores nuevas", después se pasó a abonar durante el mismo concurso y "así se ha ido retrasando el pago hasta llegar al mes de junio y julio sin haber visto ni un solo euro de las subvenciones ni de los premios".

El concurso de los patios supone cada año un gran impacto económico en la ciudad. Hoteles, restaurantes y todo lo relacionado con el turismo hacen su agosto durante el mayo cordobés. Lamentan los propietarios de los patios que todo el mundo se lucra menos ellos, y es que según explica Barón, "esta fiesta es un gran ingreso para todos menos para nosotros, que tenemos que conformarnos con recoger las migajas".

La presidenta de la asociación Claveles y Gitanillas, Leonor Camorra, explica que la ayuda que reciben es muy pequeña en comparación al gasto que se requiere para mantener un patio adecentado todo el año. De media los propietarios de los patios tienen que asumir costes superiores a los seis mil euros anuales para hacer frente a los gastos de luz, agua, renovación de pinturas, y compra de tiestos de barro. La cuantía de las ayudas varía en función del tamaño del patio, uno grande puede recibir 2.120 euros, uno mediano 1.960 euros y los más pequeños en torno a los 1.700 euros, cantidades a las que que restarles el IVA.

Los propietarios solicitan al Ayuntamiento ayuda no sólo en las subvenciones. Rafael Barón sugiere al consistorio descuentos en las facturas de agua o en el pago del IBI. Según explica, él está pagando recibos de 165 euros en concepto de agua, y agradecería que se le eximiese de pagar algunos meses al año.

Los patios están pendientes de ser declarados Patrimonio Intangible de la Humanidad por parte de la Unesco, una decisión que se conocerá en el mes de noviembre. Para ello miembros del jurado visitarán Córdoba y sus populares patios un mes antes con el fin de poder valorar la candidatura.

Algunos propietarios plantean cerrar sus puertas durante esta visita como medida de protesta, aunque la presidenta de Claveles y Gitanillas espera que para entonces el problema esté más que solucionado y el jurado pueda disfrutar de la belleza y el encanto de esta tradición cordobesa. Según Camorra, "los patios son nuestra vida y eso es lo que queremos transmitir".

El Ayuntamiento de Córdoba apela a un problema de tesorería para explicar del retraso en el cobro de las subvenciones y de los premios. Espera resolverlo lo antes posible.

Idiomas