Los Patios pasa el corte de Cultura y sólo le queda la Unesco para ser Patrimonio La fiesta cordobesa es una de las cuatro candidatas que forman parte del listado que el Gobierno presentará el próximo 31 de agosto • La organización tendrá hasta mediados de 2010 para abordar la declaración como valor Inmaterial

FUENTE: RAFAEL C. MENDOZA. EL DÍA DE CÓRDOBA.

La fiesta de los Patios se encuentra más cerca de lograr el reconocimiento como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. El dossier que presentó el Ayuntamiento y la defensa de la propuesta que realizó ayer la directora del Archivo Municipal, Ana Verdú, en el salón principal del Palacio de la Almudaina de Palma de Mallorca fueron más que suficientes para convencer al Comité de Patrimonio Histórico Español de que esta forma de vida tan singular reúne los requisitos para alzarse con un objetivo que situaría a Córdoba como una de las tres ciudades españolas y la única de Andalucía en contar con este reconocimiento. Este organismo dependiente del Ministerio de Cultura no tuvo dudas para incluir a los Patios en el listado definitivo de candidatas que presentará a la Unesco el próximo 31 de agosto.

La directora del Archivo Municipal dispuso de diez minutos para resumir un informe de varios miles de páginas en el que se recogen aspectos como las características y el origen de la tradición de los Patios. Verdú destacó la singularidad de la fiesta y su papel protagonista en el marco de Mayo en Córdoba, además de resaltar que se trata de una forma de vida. La Comisión dio la oportunidad asimismo al alcalde, Andrés Ocaña, para completar la exposición realizada por Verdú. El regidor destacó que la propuesta tuvo el respaldo unánime del Pleno municipal y aludió a la "generosidad, la solidaridad y cooperación" como las "claves" para sumergirse en la tradición de los Patios.

Una vez superado el segundo corte -el primero fue la Junta de Andalucía, que respaldó la propuesta cordobesa el pasado mayo-, la fiesta de los Patios tendrá que esperar ahora otro año más para hacer lo propio con el último obstáculo que le queda y saber si logra el reconocimiento de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Según informó a El Día el alcalde, Andrés Ocaña, la Unesco dará a conocer su veredicto a mediados del año que viene. Durante este periodo de tiempo, los especialistas de la organización internacional abordarán el amplio informe que recoge las peculiaridades de una tradición que cada mayo hace que lleguen a la capital varios miles de turistas. También se espera que alguno de ellos visite estos recintos antes de evaluar la propuesta.

El tercer y último filtro que deberá superar los Patios será, sin duda, algo más complicado que los dos anteriores. La fiesta cordobesa tendrá que competir en esta ocasión con los proyectos procedentes de otros países del mundo, entre los que se incluyen también los otras tres que obtuvieron ayer la aprobación del Comité de Patrimonio Histórico Español. En este sentido, la lista que Cultura enviará a la Unesco en agosto incluye también la Sibila, defendida por Baleares; los castells, de Cataluña; y la cetrería, una apuesta compartida entre diversas comunidades autónomas.

El Gobierno central no ha querido dejar atrás a ninguno de los cuatro aspirantes españoles para que sea la Unesco la que determine si alguno de ellos merece recibir la distinción de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. La decisión de que todas pasen el corte, sin embargo, no ha sentado del todo bien en algunos sectores de la ciudad, como es el caso de la la Asociación Amigos de los Patios Cordobeses. Su presidente, Miguel Roldán, fue tajante en este sentido y señaló que los Patios se encuentran "en un escalón superior" al que ocupan los castells, la Sibila o la cetrería. Para el dirigente de este colectivo, lo que ha querido el Ministerio de Cultura es "pasarle la patata" a la Unesco para que sean ellos "quienes excluyan la propuestas que estimen oportuno".

La esperanza de lograr el reconocimiento de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad se mantiene "intacta" después de la sesión celebrada ayer en el Palacio de la Almudaina de Palma de Mallorca. Así lo entiende tanto el alcalde como el resto de los representantes municipales y colectivos a los que accedió este periódico. El regidor señaló que "mañana mismo podrían elevar nuestra documentación a la Unesco, ya que tenemos todo el trabajo hecho". El alcalde expresó su alegría y manifestó que es un "paso importantísimo que supone un gran espaldarazo a una de nuestras fiestas más queridas". Ocaña concluyó que "también supone un espaldarazo a la ciudad por la repercusión que tendrá".

Idiomas