La designación añadiría difusión y subiran las visitas y los ingresos. 

FUENTE: CARMEN LOZANO. 03/12/2012

 

Aunque los patios de Córdoba ya gozan de un prestigio muy importante que ha ido en aumento en los últimos años, el título de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad que otorga la Unesco aportaría aún más reconocimiento y difusión a esta tradición popular y podría suponer un revulsivo para los propios recintos, haciendo que su protagonismo se alargara en el año más allá del mes de mayo. Entrar en esa lista provocaría que los patios de Córdoba se conozcan aún más en todo el mundo y, lo más importante, que se dediquen más fondos para su promoción, no solo en las dos semanas en las que se celebra la fiesta. Para el abogado y economista Javier Martín, esta distinción tendría como repercusión que los patios serían "un foco de atención a efectos de financiación", no solo local, sino estatal y autonómica, lo que también ayudaría a poner a Córdoba "en el mapa".

Además de los beneficios que este título puede traer al elemento en sí, no hay que olvidar que quien más partido sacaría a la designación es la propia ciudad. Según un estudio realizado por este despacho de abogados sobre la repercusión económica de esta fiesta, esta tradición popular atrajo a Córdoba el pasado mes de mayo a casi 15.000 personas, que generaron más de 23.000 pernoctaciones, lo que supone que esta fiesta produce un incremento de mil viajeros diarios más hospedados en establecimientos hoteleros. A estos datos hay que añadir un importante número de visitantes que buscan otro tipo de alojamiento y a los que no pernoctan, pero también generan ingresos en la ciudad.

Idiomas