El patio cordobés de Marroquíes, 6 acoge una muestra fotográfica.

FUENTE: CATI MOLINERO. DIARIO CÓRDOBA 29/06/2012

Inmortalizar todo aquello que simboliza el patio cordobés –ese valor intangible y a la vez tan palpable– para que perdure en el tiempo es lo que persigue la exposición fotográfica que organiza la Asociación de Vecinos Casa Marroquíes, 6, cuyo patio ha resultado ganador del primer premio 2012, en la modalidad de Arquitectura Antigua.

La muestra recoge un buen número de imágenes del patio realizadas durante este año por las más de 30 personas que han participado en el primer concurso de fotografía que puso en marcha la asociación poco antes del certamen de patios. En ellas se plasman los distintos elementos que componen este universo floral, desde las numerosas variedades de plantas que alberga (buganvillas, jazmines, geranios, palmeras, cactus…) hasta los diferentes espacios que lo integran, pasando por las personas que han acudido a visitarlo, o aquellas que han contribuido a hacer posible esta maravilla vegetal y arquitectónica. Estas fotografías se expondrán al público en los lavaderos de la casa patio durante tres fines de semana consecutivos (día 30 de junio y 1, 7, 8, 14 y 15 de julio) de 9 a 13 horas. "La idea del concurso fotográfico ha surgido un poco de improviso", reconoce Carmen Alvarez, presidenta de la Asociación de Vecinos Casa Patio Marroquíes, "pero estamos muy contentos con el resultado". Tanto es así, que ya se plantean nuevas ediciones, en las que se prevé ampliar el perfil de los participantes. "Este año solo podían concursar mayores de edad, pero en el próximo puede que lo hagamos también para los niños, porque resultaría muy interesante conocer su visión sobre esto", comenta Carmen.

El pasado 24 de junio tuvo lugar la entrega de premios (150 euros para el autor de la fotografía ganadora y 75 euros para el segundo y tercer galardonado, así como un trofeo de la Chiquita Piconera para los tres premiados). "Pero lo importante no es el premio, sino el trabajo realizado sobre este patio cordobés tan característico", expone Carmen. Sin duda, se trata de un patio singular, un ‘pueblito’ en el corazón de Santa Marina, formado por 24 casas conectadas por callejuelas. Quizá sea esta peculiaridad la que le ha hecho merecedor de cuatro primeros premios en los últimos cinco años. Y esto es algo que, obviamente, ha servido de reconocimiento y estímulo económico a la gran labor de conservación que realiza esta comunidad vecinal, compuesta por 17 inquilinos en régimen de alquiler. "Mantenemos el cuarto de pilas y la cocina intactos, tal y como estaban hace 40 años, y esa es una de las cosas que más llama la atención al público que se acerca a visitarlo". No obstante, año a año, también se introducen nuevas mejoras, pero siempre dentro del inconfundible estilo arquitectónico de este patio cordobés, en donde el visitante, tras pasar el umbral de la cancela, tendrá la sensación de adentrarse en el pasado y de que el tiempo, por un momento, se ha detenido.

Idiomas