El documento que el Ayuntamiento incluye para que estos espacios sean Patrimonio Intangible de la Unesco culpa de la actual situación a la masificación turística

FUENTE: EFE

El autor del estudio sobre los aspectos sociales de los patios que el Ayuntamiento ha incluido en el informe de solicitud de inclusión de éstos como Patrimonio Intangible de la Unesco, Luis Rodríguez, aseguró ayer que esta fiesta ha perdido su esencia tradicional por la masificación turística.

Rodríguez explicó que la masificación del turismo está afectando al carácter tradicional de los patios, una festividad que "destacaba por su esencia participativa" y en la que hoy en día los visitantes son "meros espectadores que no participan activamente". Según este sociólogo, los patios han sido históricamente una fiesta "de unión" en la que los cordobeses abrían las puertas de su casa a los visitantes, a los que ofrecían comida y bebida, mientras que los turistas aportaban "alegría, baile y reconocimiento", un ritual que en la actualidad "no existe", ya que "las visitas ya no son participativas". Unos cambios extensibles a las propias casas patio, una modalidad arquitectónica que, a su juicio, ha evolucionado en paralelo a a la de la propia ciudad y que ha hecho que la vida en este tipo de comunidad ya no se mantenga como en sus orígenes.

Rodríguez destacó que los patios tradicionales también se han visto afectados por la incorporación de la mujer a la vida laboral, lo que ha hecho que desaparezca su "rol protagonista" en el cuidado y mantenimiento del patio, una tarea que en los modernos edificios vecinales está en desuso.

No obstante, apuntó que gran parte de la población se identifica con la cultura de la casa de vecinos porque representa un pasado "deseable", pero que se contrapone con las comodidades de la vida moderna. Se trata, continuó, "de una tradición que regresa en mayo a los vecindarios tradicionales y a las casas de vecinos, aunque no tanto en los edificios modernos".

Idiomas