La vida moderna se orienta en bloques con grandes espacios abiertos o en casas adosadas

FUENTE: J. C. EL DÍA DE CÓRDOBA

Una de las piezas claves en la documentación recogida por el Ayuntamiento para respaldar la candidatura de la fiesta de los Patios a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco es el informe elaborado por el Instituto de Estudios Sociales Avanzado (IESA) sobre la realidad de esta singularidad cordobesa. El trabajo, titulado Los Patios de Córdoba. Estudio sociológico sobre aspectos culturales, festivos económicos y de vida cotidiana, se basa en una investigación de Pedro Pascual, Irene López y Luis Rodríguez-Morcillo, concluye en los beneficios que aporta la conservación de una forma de vida tan particular con la de los Patios.

Este trabajo califica de "necesidad social" la preservación de una convivencia especial "para no olvidar el pasado de armonía relacional y hacer posible el futuro de bienestar material". Para que esto sea posible sólo hay que mantener vivas las relaciones humanas y el contacto con la naturaleza, dos elementos muy arraigados en la capital y con una "fuerte identificación" con la sociedad cordobesa.

Pero la vida evoluciona y en las casas patios sólo vive un porcentaje muy pequeño de la población. Al igual que en el resto de ciudades, los nuevos barrios se forman de bloques con grandes patios centrales o de casas adosadas. Sobre este aspecto, el estudio del IESA señala que estas últimas "parecen no haber recogido el testigo de vida comunitaria de los patios de vecinos". En cambio, estos sociólogos señalan que sí podrían consolidarse en el futuro conforme pase en tiempo y se adapten a los modos tradicionales.

Sobre este aspecto, el IESA entiende que si las casas de vecinos eran "el paradigma de las dominantes clases bajas de la época", ahora, en cambio, "la vida metódicamente organizada en las casas adosadas con patio pueden ser el paradigma de vivienda dominante de las mayoritarias clases medias del presente y el próximo futuro". La explicación está en que, aunque el parecido de un adosado con una casa patio es mínimo, las nuevas viviendas sí pueden recoger la tradición. De forma paralela, el informe del IESA no desdeña las casas patio que se mantienen en el interior del Casco Histórico, aunque actualmente el uso es unifamiliar frente al tradicional de casa de vecinos, ya prácticamente desaparecido.

Idiomas